• Tres horas duró vuelo de prueba del nuevo Boeing 787 Dreamliner

    Los ejecutivos de Boeing respiraron ayer con alivio cuando el Dreamliner, el nuevo modelo en el que descansa el futuro de la compañía, aterrizó sin contratiempos en su primer vuelo de prueba, tras el cual anunciaron que no habrá más retrasos en su fabricación.

    "No ha habido sorpresas y todo funcionó como se esperaba" aseguró Randall Lee Neville, uno de los dos pilotos de pruebas de Boeing que realizó el vuelo, en la rueda de prensa celebrada en Seattle tras el aterrizaje. "Da gusto pilotarlo", dijo.

    Neville y su colega Michael H. Carriker añadieron que lograron, incluso, realizar más tests en el aire de los que se preveía inicialmente, debido a que el tiempo fue peor de lo que se había previsto.

    Las malas condiciones meteorológicas obligaron también a modificar la ruta prevista. La lluvia caía sobre Seattle cuando el avión tomó tierra hacia las 18.00 horas en Chile, tras tres horas de vuelo y algo antes de lo esperado, pero el mal tiempo no amedrentó a los cientos de trabajadores de Boeing y decenas de periodistas que esperaban el aterrizaje.

    Scott Fancher, vicepresidente y responsable del proyecto Boeing 787, insistió en que no habrá más sorpresas ni retrasos para el Dreamliner, cuya producción lleva retrasada más de dos años de lo previsto con el consiguiente coste de miles de millones de dólares para el grupo aeronáutico.

    "Tenemos un sólido plan de vuelos de prueba y la producción se está acelerando", dijo Fancher, quien confirmó que la primera entrega tendrá lugar a finales de 2010 a la aerolínea japonesa All Nippon Airways.

    No obstante, algunos expertos del sector han señalado que este plazo es poco realista y que Boeing necesitará probablemente más tiempo para corregir todos los pequeños problemas que surgen en los vuelos de prueba.

    La historia del Dreamliner ha estado plagada de altibajos. El pasado verano, por ejemplo, Boeing se vio obligado a cancelar el previsto primer vuelo del avión debido a que no superó un test de tensión en una de sus a alas.

    Boeing, al menos, puede estar satisfecho con la popularidad del aparato, pues la compañía ha recibido ya 840 pedidos de 55 aerolíneas por valor de 140.000 millones de dólares.

    "Todo el mundo va a querer uno", afirmó hoy Fancher.

    Boeing ha puesto muchas esperanzas y recursos en este nuevo avión, con el que la firma espera recuperar terreno frente al consorcio europeo Airbus.Frente al macroavion Airbus, Boeing ha apostado con el Dreamliner por un aparato de tamaño mediano -puede acomodar entre 210 y 250 pasajeros según la configuración- convencido de que las conexiones entre aeropuertos medianos son el futuro de la aviación.

    El Dreamliner espera también fijar nuevos estándares ecológicos, pues consume hasta un 20 por ciento menos que otros aviones de su tamaño, ya que es menos pesado por haber sido construido con materiales como el carbono y titanio.

  • INGRESAR A PLANIFICADOR DE VUELO

    Contamos con hangar virtual para administrar tripulación, rutas, vuelos, aeronaves, administración financiera, estadísticas y texturas

    HUB

    Ciudad de Guatemala, Centro America

    EMAIL

    juanpaguatemala@gmail.com

    TELEFONO

    (502) 41499478

    ADMINISTRADOR

    www.juanpablomata.com