• INFO: Vuelo Medellín - Los Angeles con Copa

    Finalmente he decidido dedicar algunos minutos de mi tiempo disponible para escribir este informe de mi viaje a los amigos de aeroman virtual. En esta ocasión intentaré centrarme en mencionar los detalles más relevantes de mi experiencia con la línea aérea Copa, en un esfuerzo de hacer de su lectura substancial y tan la lúcida como sea posible.

    Espero sinceramente que gocen de él. Este viaje fue arreglado de forma rápida. Dos semanas antes de que comenzaran las vacaciones de verano me concentré básicamente en acabar todas mis actividades académicas, y había planeado solamente dormir mucho, descansar y pasar las fiestas aquí en Medellín. Poco sabía que iba a pasar un mes entero en San Diego con mi familia que vive allí. ¿ magnifico, no?

    Compraron los boletos para mi abuela y para mí en San Diego y por correo los enviaron. Nos indicaron que íbamos a llegar a Los Ángeles en la línea aérea Copa; no sólo era la opción más económica sino también la más conveniente. Armé mi maleta un día antes.

    Nuestro viaje sería: - MDE (Medellín, Colombia) - PTY (Panamá City, Panamá) con Aero Republica y PTY (Panamá City, Panamá) - LAX (Los Angeles, EE.UU) con la línea aérea Copa.

    Fecha: Martes 13 de junio de 2006 Línea aérea: AeroRepública
    Número de vuelo: P5 612 (codeshared con Copa)
    Salida de: Medellin - Aeropuerto Internacional Jose Maria Cordova Ciudad de Panamá
    Destino 1: Ciudad de Panamá - Aeropuerto Internacional de Tocumen
    Hora programada de la salida: 16:45
    Hora real de la salida: 16:42
    Hora programada de llegada:18:00
    Hora real de llegada: 17:45
    Avión: McDonnel Douglas MD-82

    Dejamos nuestro apartamento alrededor de las 13 horas para llegar al aeropuerto a 45 minutos de distancia. El tiempo hasta este momento al parecer iba de nuestro lado y además el cielo sobre la ciudad estaba despejado. Llegamos el aeropuerto con casi tres horas de anticipación sobre nuestra hora de salida. El registro para nuestro vuelo estaba ya abierto, con poco más de 10 personas que esperaban en línea. A pesar de ser AeroRepublica quienes manejaronn el vuelo, se hizo notable el uso total de la imagen de Copa. El registro por ejemplo fue hecho en los contadores de Copa.

    Para nuestros lectores que no lo saben, AeroRepublica fue comprada por Copa no hace mucho. La compañía funcionó originalmente solo para vuelos locales en Colombia. Ahora AeroRepublica que fue comprada por Copa, vuela a la ciudad de Panamá desde Medellin y desde Cartagena, alimentando el "Hub de las Américas" de Copa en Tocumen Intl.

    En nuestro caso, Copa vuela dos veces al día de Medellín a Panama y viceversa, uno en "mainline" y el otro de AeroRepublica. Nos acercamos a uno de los contadores para encontrar en el mostrador a unas recepcionistas muy buenas, mayores, usando el uniforme de AeroRepublica. Una de ellas nos saludó y entonces nos pidió nuestros boletos y pasaportes. Después de algunos minutos, comencé a notar que ella demoraba mas de lo que regularmente se demoran.

    Ella tenía al parecer problemas en manejar el sistema, a tal punto que tuvo que llamar al supervisor para que la ayudará, por cierto era trabajador de Copa. Entonces mejor vino él a terminar nuestros registros. Pregunté si algo era incorrecto, y él contestó "no se preocupe, todo esta en orden, le rogamos una disculpa por la inconveniencia, gracias y buen viaje".

    Algunos empleados todavía están buscando asimilar al 100% los nuevos sistemas y procedimientos de Copa. Él mismo trabajador de Copa nos dió los pasos a seguir para hacer la conexión en PTY y tomar el avión correcto hacía LAX. También nos indicio que nuestro equipaje sería enviado hasta LAX sin tener que escogerlo en la terminal de PTY.

    Almorzámos algo liviano en el aeropuerto y a eso de las 15:30 dijimos adiós a mis padres. Ingresamos al área "Solo para pasajeros". Era inicialmente control de pasaportes; el agente nos preguntó a dónde nos dirigíamos, y cuánto tiempo íbamos a permanecer allá. Comprobó rápidamente nuestras visas de los E.E.U.U., estampó nuestros pasaportes y nos deseó un vuelo agradable. La única salida internacional a esa hora era un Avianca 757 a Nueva York JFK a las 18:00, así que la línea de ingreso de pasajero fue rápida y corta.

    Sin embargo, un par de turistas mexicanos tuvieron problemas con la gente de seguridad debido a que llevaban muchos alimentos, y los agentes insistieron que tuvieron que comprobar con las facturas de todo eso.
    Nuestro recorrido fue el siguiente; caminamos por los detectores de metales, después el personal de migración buscó en nuestro bulto de mano que era muy liviano y con lo necesario, procedimos a la puerta 14 que estaba localizada inmediatamente después de los cúbiculos de seguridad. Nuestro MD-82 estaba allí y preparado para nuestro viaje. El personal de AeroRepublica llegó a la puerta 40 minutos antes de la salida e hicieron el llamado para abordar a las 16:10. "Extremadamente temprano" dado que había solamente alrededor 70 a 80 personas en el cuarto de espera. Caminamos abajo del jet-puente y sobre la entrada del avión había un asistente de vuelo que daba la bienvenida a todos. En ese momento me recordé de la sensación apretada, típica del MDs, especialmente en el pasillo. El avión era "full" economía configurada. Mi abuela tenía su asiento en la fila 7 y yo me coloqué en el asiento 8A (ventana al lado izquierdo).

    La primera cosa negativa que noté fué: El Legroom. Varía quizá de avión en avión, pero el de este era bastante chico. De todas formas, estaba alegre y ademas iba a pasar solo una hora asentado allí y no las siete horas del vuelo de Panamá a Los Angeles. Para mi buena leche una muchacha joven y agradable se sentó en el asiento de al lado y comenzamos a charlar sobre cómo ella estaba nerviosa con el vuelo, y eso que solo se dirigía a la ciudad de Panamá, por negocios. Con un avión mitad-lleno, la puerta principal fue cerrada, y empezó a echarse para atrás, un par de minutos antes de la hora programada. Ningún IFE en este avión, que parecía ser un pájaro de Alitalia porque tenía títulos en italiano por todas partes.


    La carencia de IFE es comprensible dado que AeroRepublica vuela básicamente tramos muy cortos dentro del país. Las instrucciones de seguridad fueron realizadas por las asistentes de vuelo. Eran muy bonitas e intachables. Taxiamos rápidamente al cauce 18, que ha sido el activo para los despegues desde entonces del TradeWinds 747 que sufrió el accidente en el extremo del cauce 36. Sobre el cauce tomó un tiro el pájaro. Noté que tuvimos que retroceder en el cauce dado que la entrada pasada de la pista de rodaje fué bloqueada en parte por los 747. Había gotas de agua en la ventana de nuestro MD.

    Un MD silencioso, típico durante el funcionamiento de take off, podríamos oír apenas los motores que susurraban. Después de que empezó la rotación empezamos a sentir un ascenso suave que nos tomó sobre las montañas colombianas. El capitán realizó un par de vueltas para alinearse con nuestro punto del noroeste hacia la ciudad de Panamá. Logré coger una vista de los segundos del aeropuerto apenas antes de entrar en una capa de nubes. Noté a los 747 en el extremo del cauce.


    Minutos después del despegue volamos con capas muy gruesas de nubes, y casi nada se miraba abajo, esto por varios minutos. Después de 20 minutos de vuelo, el asistente de vuelo anunció que comenzarían con el servicio "On Board" y que esperaban que nosotros gozaramos de él. Incluso no me imaginaba que darían algo en este vuelo de solo 1 hora. Repartieron las bandejas para todos. La bandeja tenía un emparedado frío, una bolsa pequeña de papitas, un par de galletas de mantequilla y una barra pequeña de granola. El emparedado estaba muy bien, nada espectacular, pero lo aprecié por tratarse un vuelo tan corto. Ofrecieron un servicio de bebida. Elegí Coca Cola, y me repartieron un cristal plástico grande con hielo y la bebida elegida. Pocos minutos más tarde anunciaron que pronto comenzaríamos nuestro descenso a la ciudad de Panamá, y que comenzarían a recoger la basura.

    Tomó un giro nuestro MD que cruzó sobre el Océano Pacífico. Cruzando sobre el Océano Pacífico, volando entre Colombia y Panamá comenzamos rápidamente a descender hacia la ciudad de Panamá. Varias islas se podían ver a nuestra izquierda durante pendiente. El asistente de vuelo anunció las medidas de seguridad regulares para el aterrizaje, y comenzó a mencionar la lista de conexiones y la puerta de donde estaría saliendo cada uno de ellas. "Los Ángeles, gate 14".

    Los frenos aerodinámicos se activaron alineando el MD al cauce 3R. El "approach" fué hecho sobre el mar y al horizonte se podía apreciar el aeropuerto Tocumen de Panamá. Las docenas de naves se empezarón a aproximar a la ciudad de Panamá. A finales del cauce 3R estaba la ciudad de Panamá. Porciones de aeronaves abajo. El volar sobre Panamá es una experiencia muy bonita ya que se puede ver bien el aspecto tropical y la naturaleza de los paisajes panameños. El acercamiento final estaba listo y nuestro vuelo terminó con un aterrizaje suave. El capitán activó el empuje reverso y presionó frenos, escuchándose ruidos clásicos de frenos que fueron aplicados para abandonar rápidamente la pista. Habían tres aviones en la línea para aterrizar detrás de nosotros, todos eran Copa 73Gs.

    Entre la docena de Copa 737s que estaban parados en la terminal, solo un Avianca MD-83 se divisaba, orgulloso y listo para su vuelo de vuelta a Bogotá. Llegamos casi 15 minutos delante de nuestra hora programada de llegada.

    Los jet-puentes todavía no están disponibles para su uso, así que tuvimos que usar las escaleras y cogimos un autobús que nos llevó a una entrada directa a la terminal aerea.. ¡El aire era tan húmedo! En la terminal observé a mucha gente que caminaba en todas las direcciones y que iba a diferentes destinos, por todas partes de América. !Escuché diversos acentos bonitos allí! Hay porciones de almacenes con fragancias, pero no estuve interesado ya que los precios no son muy baratos, y la mayoría, si no que todas las marcas de fábrica se encuentran en Medellin de todos modos. Decidímos ir a nuestra puerta, que se localizaba en uno de los edificios del "Hub de las Américas". Nuestro avión estaba ya allí, preparado para este largo vuelo.

    En las puertas vecinas habían pares de la compañía, 737 que se dirigían a Buenos Aires y a Miami respectivamente. A pesar de que estaba programada nuestra salida a las 19:10, agentes de Copa llegaron media hora antes a la puerta de ascenso. Inicialmente nos habían asignado asientos aparte, así que me acerqué al sobrecargo masculino de Copa en la puerta y con un humor provechoso le pedí que nos pusieran juntos. Inmediatamente nos sentó en la fila 8. Mientras esperé el comienzó de nuestro vuelo , caminé arriba y abajo de la terminal para conseguir una ojeada del tráfico en PTY. Multiplicar las dos fotos siguientes varias veces y es todo lo que podrías ver.

    Aviones E-190 de Copa eran preparados para su vuelo siguiente (San Juan, Puerto Rico, creo) 73G que esperaba su vuelo directo a Santiago de Chile. Al subir ví el vuelo vecino con destino a la ciudad de Miami. A las 18:30 se nos invitó a la salida anterior, los miembros superiores de Onepass subieron primero, después clase de negocios y por último clase económica de como de costumbre.


    Fecha: Martes 13 de junio de 2006
    Línea aérea: Copa Air
    Número de vuelo: CM 602
    Salida de: Panama City - Aeropuerto Tocumen
    Hacia: Los Angeles - Aeropuerto Internacional de Los Angeles
    Hora programada de la salida: 19:10
    Hora real de la salida: 19:10
    Hora programada de la llegada: 23:55
    Hora real de la llegada: 23:35
    Avión: Boeing 737-700

    El asistente de vuelo que nos saludó en la entrada era bastante alegre; más adelante me dí cuenta que éste no sería el caso con el resto de la tripulación. El interior de este 737G parecía muy agradable, espacioso y casi intachable. Localizamos rápidamente nuestros asientos y colocamos arriba nuestras cosas. Ambos teníamos asientos del pasillo. Había una almohadilla pequeña y una manta en cada asiento. Todos los asientos tenían apoyos para la cabeza individuales. Noté a dos o tres personas de Bogotá debido al acento. Había también asiáticos en este vuelo.

    El vuelo tenía una afluencia de pasajeros más alta que en nuestro vuelo anterior, aunque estaba lejos de llegar a ser un "Vuelo Lleno". Una vez que todos estaban sentados y ubicados en su asiento correcto, la puerta principal se cerró, los asistentes de vuelo caminaron de abajo para arriba en el pasillo varias veces, esto con el objetivo primordial de verificar los compartimientos de arriba, acomodaron a todos los pasajeros sentados en asientos medios para que pudieran estar en el pasillo o en la ventana.

    Antes de echar para atrás, habían programado poner a todos en el pasillo y la ventana de modo que no hubiera asientos medios ocupados. Como amante a la aviación quede satisfecho con la experiencia pre-vuelo del personal. Copa parece ser extremadamente eficiente y ninguna improvisación es considerada. Las instrucciones de seguridad fueron demostradas en las pantallas, paralelamente con ciertas piezas que fueron demostradas por los asistentes de vuelo.

    Hicimos el "Taxeo" lentamente, y a pesar de ser el 3R la pista activa para las salidas, nos autorizaron al despegue en cauce 25L, debido probablemente a nuestro título con dirección al noroeste. Las luces de "Apagado y Cinturones" se activaron. Después de una carrera de despegue de gran alcance estábamos en el aire. Las luces de la ciudad de Panamá se pudieron divisar a la derecha por varios minutos durante nuestro ascenso a 38FL.

    Cuando alcanzamos nuestra altitud crucero las luces fueron encendidas otra vez. Primero, los asistentes de vuelo comenzaron a pasar los auriculares. La hospitalidad del vuelo consistió en una película, a la cual no presté la atención, y varios programas documental hechos por CNN en español, producidos para la línea aérea Copa y presentados por la periodista colombiana Claudia Palacios.
    Ofrecieron la cena "Onboard" en su vuelo Panama City, Panama - Los Angeles, EE.UU, esa tarde uno podía elegir entre el pollo y las pastas, como de costumbre sucede. Según mis experiencias personales vividas en otros vuelos, el pollo tiende ser una opción superior sobre las pastas. Esta vez no fué así. El aspecto estaba muy bien, solamente la calidad real del alimento dejó mucho que se desear, tanto en sabor y tamaño. Tres rebanadas finas de pechuga de pollo envueltas en una crepe casi invisible, acompañado por una porción pequeña de papa y un pedazo de pan.

    Cuando terminaron de cenar la mayoría de pasajeros, los asistentes de vuelo (dos hembras y un varón) empezaron a recoger la basura, apagaron la mayoría de las luces de la cabina y entonces desaparecieron las cuatro horas próximas. Debo admitir que si respondieron rápidamente a cualquier llamada hecha por los pasajeros. Se vieron muy profesionales, un tanto robótico y frío, pero total, mucho mejor que otros.


    Fue un vuelo bien tranquilo, ninguna turbulencia y nada fuera de lo normal. Dormí un poco, aunque la mayor parte del tiempo pasé escuchando los canales de música. Otro aspecto agradable del vuelo fué que el capitán habló en el altavoz por lo menos tres veces durante nuestro vuelo, esto con el objetivo de explicar algunos detalles sobre el viaje. Una hora y media antes del tiempo de llegada, las luces de la cabina se encendieron otra vez, la gente comenzó a ponerse de pié. Un par de minutos mas tarde pasaron los sobrecargos con los bocados, que consistieron en una bolsa de pretzeles, una galleta y una barra de chocolate pequeña y un segundo servicio de bebida.

    Los asistentes de vuelo distribuyeron formas de inmigración que de costumbres hay que llenar para entrar a los Estados Unidos; Llené rápidamente el mío y el de mi abuela y entonces el equipo comenzó la preparación de la cabina nuestro ascenso en la ciudad de Los Angeles (LAX). Empezó el ascenso que se produjo en froma rápida, aunque nos nivelamos a cierta altitud y volamos en punto bajo por varias áreas pobladas durante 20 minutos. Las luces abajo llegaron a ser más densas y volamos por otros 20 minutos sobre Los Ángeles en lo que presumo era un patrón de espera.

    Entramos en el área del aeropuerto, nos deslizamos abajo de uno de los cauces meridionales y aterrizamos suavemente. El capitán activó el "reverso-empujar" y aplicó frenos a fondo con el objetivo de que salieramos de inmediato del cauce. Observé un montón de tráfico detrás de nosotros, pero era sobre todo cargo. También ví muchos aviones parqueados en las terminales, aunque la actividad del aeropuerto es muerta en esa hora. Llegamos casi en 30 minutos a nuestra puerta de salida en la terminal 6, salimos del avión con el fuelle, pero fuímos puestos luego en los autobúses que nos llevarían al terminal internacional de Tom Bradley para la inmigración y los requisitos de costumbre.
  • INGRESAR A PLANIFICADOR DE VUELO

    Contamos con hangar virtual para administrar tripulación, rutas, vuelos, aeronaves, administración financiera, estadísticas y texturas

    HUB

    Ciudad de Guatemala, Centro America

    EMAIL

    juanpaguatemala@gmail.com

    TELEFONO

    (502) 41499478

    ADMINISTRADOR

    www.juanpablomata.com